Wuhan, la familia de un muerto por Covid-19 denuncia al gobierno por su silencio sobre la pandemia

Zhang Hai llevó a su padre enfermo desde Shenzhen a Wuhan, en plena epidemia. Nadie le había advertido sobre el peligro. Tras presentar la denuncia, se encuentra bajo vigilancia policial.

 


Wuhan (AsiaNews/Stand News) – Zhang Hai es el hijo de un hombre que falleció en Wuhan a causa del Covid-19. Él decidió denunciar al gobierno ante la justicia, acusándolo de haber ocultado la gravedad de la pandemia. Pide un resarcimiento de 2 millones de yuanes (alrededor de 253.000 euros) y exige una investigación sobre mal desempeño de las autoridades en sus deberes de oficio.

La noticia de la muerte de su papá, Zhang Lifa, circuló en los medios, pero la de la denuncia provocó un nuevo estruendo, y fue presentada hace pocas semanas. La valiente acción que decidió tomar Zhang Hai hasta ahora no ha tenido mayor éxito: el 17 de junio pasado,  recibió una llamada telefónica de la Corte Intermedia de Wuhan, comunicándole que su caso no cumplía con los requisitos para ser llevado a la Corte. Como contracara, apenas presentó la denuncia, fue amenazado por la policía en la puerta de su casa, y sometido a vigilancia policial continua. 

Zhang Hai decidió que esto no lo detendría, aún cuando “el estado de derecho en China es oscuro”. En diálogo con Apple Daily, declaró: “Mi padre fue asesinado por alguién, y en cuanto al asesino, le digo: si has matado a mi padre, juro que no te dejaré ir. No me importa quién seas”. 

Junto a otras víctimas del silencio del gobierno, Zhang Hai armó un grupo de asesores letrados, que presentaron las denuncias de otras 20 familias. Todos fueron sometidos a la  vigilancia policial, y algunos recibieron llamadas telefónicas de la policía para “aconsejarles”. La conclusión es que solo Zhang Hai seguirá adelante con su batalla legal. 

El padre de Zhang Hai, nacido en Wuhan, era un veterano del Ejército (ver foto 2) y había trabajado en el campo de las armas nucleares. En el mes de enero sufrió una fractura ósea en Shenzhen. La unidad a la cual pertenecía le aconsejó viajar a Wuhan para recibir atención médica, asegurando que le reintegrarían los gastos. Lo que nadie le dijo es que Wuhan estaba en plena epidemia. Zhang Hai llevó a su padre hasta el hospital de Wuhan y el hombre falleció de una neumonía aguda provocada por coronavirus.

Luego Zhang Hai descubrió que el hospital contaba con una unidad para enfermos de Covid-19, pero las autoridades sanitarias en ningún momento explicaron los riesgos de trasladarlo al lugar y tampoco protegieron a su padre del coronavirus. 

El hombre piensa que si el gobierno chino hubiera alertado sobre la epidemia a tiempo, él no habría regresado a Wuhan. Por eso, él ha denunciado al gobierno de la ciudad, al gobierno provincial de Hubei y al hospital del ejército en Wuhan. Además del resarcimiento, Zhang Hai exige que el gobierno de la ciudad se disculpe públicamente por haber ocultado la gravedad de la epidemia.

CINA-_Xi-maschera.png CINA-_Xi-maschera.png