Genocidio demográfico: Beijing obliga a las mujeres uigures a abortar

Según el investigador alemán Adrián Zenz, las autoridades chinas están conduciendo una campaña de esterilización para controlar el crecimiento de la población uigur. Las mujeres que se nieguen son encerradas en los campos de internación. Derrumbe demográfico de los uigures en 2017 y en 2018. Parlamentarios de los Estados Unidos y europeos piden una investigación internacional. 

 


Beijing(AsiaNews/Agencias) – El gobierno chino está conduciendo una campaña de esterilización forzada en Xinjiang para controlar el crecimiento de la población de origen uigur. Es cuanto surge de un informe publicado ayer por Adrián Zenz, el investigador alemán que fue el primero en revelar la existencia en la región de campos de internación para los uigures. 

Según los datos proporcionados por Zenz, confirmados después por las Naciones Unidas, más de un millón de uigures (sobre una población de casi 10 millones) y otras minorías turcófonas de fe islámica están detenidos en modo arbitrario en Xinjiang, que la población local llama “Turkestán oriental”.

El trabajo de Zenz se basa en datos oficiales, documentos del gobierno y testigos directos. El investigador alemán sostiene que las autoridades de Beijing obligan a las mujeres uigures a intervenciones quirúrgicos de esterilización o a curaciones para bloquear el ciclo menstrual, Si se niegan a abortar para respetar los límites de 2 hijos por familias, ellas son encerradas en los campos de internación. Los administradores locales, sobre todo en las zonas rurales, someten a las mujeres uigures en edad fértil a controles ginecológicos obligatorios.

Como confirmación de su estudio, Zenz hace notar que en 2017 y en 2018 la tasa de crecimiento de la población uigur fue inferior a la media de aquella de etnia han, mayoritaria en China. Para el analista alemán, China está llevando adelante un “genocidio demográfico” en Xinjiang.

Sobre la base de cuanto reportado por Zenz, la Alianza interparlamentaria sobre China, un grupo informal de legisladores estadounidenses, europeos y de otros países occidentales, pidió ayer una investigación internacional para verificar si Beijing es responsable de crímenes contra la humanidad y genocidio en Xinjiang.

 

3aa1bdbc8f2d4da1b90a8786362040e8_18.jpg