De Abu Dhabi a Palembang: la Iglesia promueve el ‘espíritu de fraternidad' (Fotos-Vídeo)
de Mathias Hariyadi

Desde su publicación, el Documento firmado por el Papa Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar ha cosechado un enorme éxito en Indonesia. En el país islámico más poblado del mundo, los católicos difunden su mensaje de tolerancia. Mons. Sudarso: "La fraternidad es esencial para asegurar el pluralismo”.

 


Yakarta (AsiaNews) - La Arquidiócesis de Palembang, en el sur de la isla de Sumatra, organizó un encuentro de tres días para estudiar el “Documento sobre la Fraternidad Humana para la paz mundial y la convivencia común”, firmado en Abu Dabi por el Papa Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar en febrero de 2019. Al evento, que tuvo lugar entre el 7 y el 9 de enero pasado, asistieron decenas de sacerdotes, religiosos y laicos de las tres provincias (Jambi, Bengkulu y Sumatra Sur) que componen la vasta arquidiócesis. La conferencia representó un momento de diálogo y confrontación entre diferentes denominaciones religiosas, ya que también participaron importantes líderes del islam, del budismo, del protestantismo y del hinduismo.

Desde su publicación, la Declaración de Abu Dabi ha cosechado un enorme éxito en Indonesia (el país islámico más poblado del mundo). En una sociedad que suele ser presa fácil de tensiones religiosas, en los últimos tiempos la promoción del "espíritu de fraternidad" se ha vuelto cada vez más importante. Antes de su regreso aal sudeste asiático, durante la visita ad limina apostolorum del pasado mes de junio, el Papa Francisco había invitado a los obispos indonesios a enseñar y promover el documento. Este se convirtió en uno de los temas centrales de la Conferencia anual de prelados, celebrada en la diócesis de Bandung (Java Occidental) en noviembre. La reunión fue seguida por varias iniciativas similares en muchas partes del país. La última en orden del tiempo es aquella impulsada por el arzobispo de Palembang, Mons. Aloysius Sudarso, de 74 años. Entre los participantes en la conferencia estuvieron el Pbro. Titus Jatra Kelana, un sacerdote diocesano que sirve en la parroquia de Baturaja, quien dijo a AsiaNews: "Los oradores de otras religiones presentaron diferentes perspectivas teológicas, con un enfoque especial en cómo promover nuevas visiones y esperanzas en la Arquidiócesis de Palembang. El objetivo principal de la discusión plenaria fue la hermandad entre los indonesios de diferentes comunidades en las tres provincias de su territorio".

Hablando como representante del comité organizador, el P. Guido Suprapto subrayó que la iniciativa pretende ser una respuesta a problemas relevantes y muy actuales: el aumento de los episodios de intolerancia étnico-religiosa y las políticas discriminatorias que algunos gobiernos locales aplican sobre las minorías. "Queremos  exaltar las buenas enseñanzas contenidas en el Documento - dijo el P. Suprapto -, especialmente el llamamiento al mundo, en favor de la fraternidad humana. Se insta a sacerdotes y líderes católicos a comprender la urgencia de este llamado". El arzobispo de Palembang también subrayó la importancia del papel de la Iglesia local. "Los indonesios somos parte de una sociedad pluralista. Debemos comportarnos bien y hacer buenas acciones con nuestros vecinos, a pesar de las muchas diferencias que nos distinguen", dijo Mons. Sudarso. "La visión misionera", concluyó, "es crucial para la Arquidiócesis de Palembang, porque este espíritu es muy relevante en nuestra sociedad: la fraternidad es esencial para asegurar el pluralismo”.

Pocos días antes de la conferencia de Palembang, la Declaración de Abu Dhabi fue el centro de un evento similar que tuvo lugar en el seminario menor Marianum en Probolinggo (Java Oriental, foto). El facilitador fue el P. Damián Fadjar Soekarno, sacerdote de la Diócesis de Malang, y una figura clave en el diálogo interreligioso en la provincia (vídeo). El P. Soekarno explicó a los seminaristas y sacerdotes que el amor y la caridad son espontáneos e innatos en el hombre: "Todos tenemos estas cualidades. Pero el odio es otra cosa, se enseña o se inculca.  Como lo he experimentado como sacerdote católico en una realidad de mayoría islámica como la de la isla de Madura, la tolerancia y la paz social no deben limitarse a las palabras, sino que deben ponerse en práctica". En los días siguientes, el P. Soekarno repitió el evento en las comunidades de las monjas carmelitas en Batu y de las monjas de San Timur (PIJ) en Malang.

INDONESIA_-_0114_-_Fratellanza_-_Abu_Dhabi_Document_conference_in_Palembang_2.jpg