Gotabaya Rajapaksa jura como séptimo presidente de Sri Lanka
de Melani Manel Perera

La ceremonia tuvo lugar esta mañana en un complejo budista de la antigua capital. El electorado se divide en base a líneas confesionales y étnicas. Gotabaya asegura neutralidad en política exterior, pero en la campaña electoral había prometido fidelidad a China. 

 


Colombo (AsiaNews) – Gotabaya Rajapaksa, de 70 años, es el nuevo presidente de Sri Lanka. Esta mañana, prestó su juramento ante el presidente de la Corte Suprema, con la presencia de su hermano y ex dictador Mahinda, y de los líderes de los partidos de la oposición. Deplorado por tamiles y musulmanes, él ganó los comicios gracias al apoyo de la mayoría cingalés budista. En la campaña electoral, el nuevo presidente había reafirmado su cercanía a China. Hoy, en cambio, en su primer discurso como mandatario, prometió: “Queremos seguir siendo neutrales en las relaciones con los países extranjeros, y permanecer ajenos a los conllfictos entre las potencias mundiales. Por tanto, pedimos a las naciones extranjeras respetar nuestra soberanía y unidad nacional”.  

La ceremonia de jura se llevó a cabo en la Maha Maluwa [gran terraza, ndr] del Ruwanweli Seya [estupa budista], en la ciudad de Anuradhapura. Previo a ello, el flamante presidente rindió un homenaje a las divinidades budistas, y fue a rezar en la Jaya Sri Maha Bodhi [la higuera sagrada, ndr] y en el interior de la estupa, ambas situadas en la capital de la isla.  

Las elecciones presidenciales se realizaron el 16 de noviembre y se caracterizaron por una participación masiva en las urnas, que llegó al 83,73% del electorado. Gotabaya se adjudicó el 52,25% de las preferencias (6.924.255 de votos), en tanto su principal rival, Sajith Premadasa, de 52 años, se detuvo en un 41,99% (5.564.239 de boletas). Los otros 33 candidatos se repartieron el 5,79% de las preferencias.

Cabe remarcar que la votación estuvo demarcada por líneas confesionales y étnicas: por Gotabaya, ex secretario de Defensa durante la guerra civil, votó la comunidad cingalés budista; por el rival, Premadasa, los musulmanes y los tamiles. Estos últimos consideran que el nuevo presidente -y su hermano, antes que él– es responsable de graves crímenes de lesa humanidad, y culpable de miles de desapariciones y víctimas entre la población civil y los rebeldes. 

En su primer discurso, Gotabaya se dirigió precisamente a los tamiles y a los musulmanes, invitándolos a ser “socios en esta victoria. Siendo vuestro nuevo presidente, los invito a todos a trabajar juntos por la prosperidad y el futuro del país, como verdaderos esrilanqueses”. “Como presidente  – agregó – es mi responsabilidad servir a todas las personas del país. Al mismo tiempo, protegeré los derechos civiles, tanto los que aquellos que han votado por mí, como los de aquellos que no lo han hecho”. 

Por último, el presidente reiteró los temas centrales de su plataforma política: la importancia de la seguridad nacional tras los atentados de Pascua; la lucha contra el terrorismo y la economía sumergida, contra el robo, la extorsión y el tráfico de estupefacientes, y contra los abusos cometidos sobre mujeres y menores; la eliminación del plástico y el polietileno en el ámbito de la administración pública; la promoción de la meritocracia; la lucha contra la corrupción. 

SRI_LANKA_-_1118_-_Presidente_1.jpg SRI_LANKA_-_1118_-_Presidente_1.jpg SRI_LANKA_-_1118_-_Presidente_1.jpg SRI_LANKA_-_1118_-_Presidente_1.jpg