Naipyidó: orden de captura para Wirathu, ‘el Bin Laden budista’

El monje ultranacionalista fue por largo tiempo el rostro de la Asociación para la protección de la raza y de la religión. Él acusa al gobierno de Aung San Suu Kyi de favorecer a los musulmanes y no proteger al budismo. El monasterio de Wirathu se encuentra en Mandalay, pero no se sabe dónde se encuentre el monje o si ya fue arrestado.

 


Naipyidó (AsiaNews/Agencias) – La policía de Myanmar emitió una orden de captura contra el monje ultranacionalista  Wirathu (Foto), conocido como “el Bin Laden budista” por  su rencor contra el islam y en particular contra la comunidad de los musulmanes rohingyás. Wirathu fue por mucho tiempo el rostro de la Asociación para la protección de la raza y de la religión, comunmente conocida con el acrónimo birmano de Ma Ba Tha. Las autoridades religiosas y seglares proscribieron al movimiento en mayo de 2017. Éste contaba con 10 millones de miembros en casi 300 municipalidades de Myanmar. Es en ellas, que son los bastiones del grupo, donde se verifican los más graves episodios de intolerancia religiosa en el país, también contra los cristianos, a los cuales a menudo fue impedido reunirse para las celebraciones dominicales.

Myo Thu Soe, vocero de la policía,  anunció ayer que el mandato de captura contra Wirathu fue “archivado y actuado directamente en el tribunal del distrito occidental conforme al artículo 124 (a)”. El funcionario no dio detalles específicos sobre los motivos de la decisión. La ley condena a cualquiera que “trate de provocar odios y desprecio, incite o intente incitar a la desafección contra el gobierno” y comporta una pena máxima de 3 años de reclusión. El monasterio de Wirathu se encuentra en Mondalay, pero no se sabe dónde se encuentre el monje o cuándo podría ser arrestado.

En 2013, el monje extremista apareció en la portada de la revista Times como “La cara del terror budista”. Wirathu promovió el violento boicot contra las empresas de propiedad musulmana en el suelo nacional y pidió restricciones a los matrimonios entre budistas e islámicos. Un consejo de monjes ancianos le impidió por un tiempo hablar en público, pero el abad participó en una serie de manifestaciones pro-militares desde cuando la prohibición terminó, en marzo del año pasado. Wirathu acusa al gobierno de Aung San Suu Kyi de favorecer a los musulmanes y no proteger al budismo, tarea a su parecer desarrollado sólo por el ejército.

 

MYANMAR_-_0529_-_Wirathu.jpg