Siria, ONU: el ISIS usa civiles como escudos humanos, para rechazar el asalto al último bastión

Al menos 200 familias están atrapadas en la zona de Baghuz, en el medio del valle del río Eufrates, poco distante de la frontera con Irak. Ellos están amenazados con las armas por los milicianos. Bachelet: “Garantizar el paso seguro para cuantos quieran escapar”. Rechazado el pedido yihadista de un desplazamiento a Idlib.

 


Damasco (AsiaNews/Agencias) - Al menos 200 familias siguen atrapadas en el último bastión del Estado islámico (EI, ex ISIS) en Siria, que podrían ser usadas como “escudos humanos” por los yihadistas para rechazar la ofensiva árabe-kurda. Los civiles son tenidos en jaque y amenazados con las armas por unos 300 milicianos, atrincherados en un pueblo de la provincia oriental; el temor por su suerte frenó la avanzada de las fuerzas de la coalición guiadas por los estadounidenses.

En 2015, en el momento de su máxima expansión, el ISIS controlaba la mitad del territorio de Irak y Siria. Si bien aún representa una “significativa amenaza” para las Naciones Unidas, el grupo yihadista perdió gran parte de sus dominios y está atrincherado en el área de Baghuz, en el medio del valle de río Eufrates, poco distante de la frontera con Irak.

Según lo referido por el Alto comisario de la ONU por los derechos humanos Michelle Bachelet, los yihadistas impiden la huída de las familias de civiles que aún siguen atrapadas en la zona, donde se están realizando importantes bombardeos de la coalición. También hay decenas de mujeres y niños dentro del área. “Los civiles- agrega- continúan siendo usados como peones por las diversas partes. Pido sea garantizado un paso seguro para cuantos quieran escapar”.

Anoche, llegaron a la zona decenas de camiones para evacuar a los civiles, pero hasta ahora todo ha sido en vano. Según linforman las Fuerzas democráticas sirias (SDF, filo-EEUU), aislar a las personas inocentes y tratar de asegurar su protección es un “paso importante” en el intento de reconquistar la última porción de tierra que aún sigue bajo el control yihadista.

Fuentes del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una ONG con base en el Reino Unido y una importante red de informadores en el territorio, difunden una investigación presentada días atrás por los yihadistas. Ellos piden un paso seguro hacia la provincia de Idlib, en manos de grupos extremistas y rebeldes anti-Assad- o al vecino Irak. Sin embargo, un vocero SDF rechazó la propuesta, reafirmando que los milicianos tienen sólo dos opciones: rendirse o morir en la batalla.

SIRIA_-_isis_e_scudi_umani.jpg