Muere el primer brote de una planta en la cara oculta de la luna

Por falta de baterías, la sonda desconectó la electricidad que alimentaba el sistema de control de temperaturas. Las semillas germinadas fueron expuestas a temperaturas de entre 120 °C durante el día, y -170° C de noche.  Se proyecta establecer una base espacial a futuro.


Beijing (AsiaNews) – El primer brote surgido sobre la faz oculta de la luna ha muerto, a causa de un apagón eléctrico, que se hizo necesario ante la falta de baterías en la sonda Chang’e 4.

El equipo que hace el seguimiento de la Chang’e 4 ha declarado que se vieron obligados a interrumpir la corriente de energía que mantenía al brote con vida. De esa manera, la panta fue expuesta a temperaturas de entre 120 grados centígrados durante el día y 170 grados bajo cero durante la noche. Junto al brote de algodón, también se destruyeron los brotes de patatas y nabos y los huevos de moscas de la fruta. Para los científicos, queda claro que sin el control de las temperaturas, plantas y animales no pueden sobrevivir en la luna.

Permanece el interrogante de por qué la sonda no estaba provista de baterías adicionales. La hipótesis es que no se quería sumar demasiado peso a la sonda. A pesar del aparente fracaso del experimento, los científicos han dicho que han podido recoger importante información acerca de cómo lograr el crecimiento de una planta en condiciones de baja gravedad y altas radiaciones. La posibilidad de cultivar plantas en esas  condiciones permitirá, a futuro, establecer una base espacial.  

Cina-_Cotton_sprout.jpg