Card. Ranjith: A la escuela, no sólo para crear santos, sino también buenas madres, estudiosas, investigadoras
de Melani Manel Perera

Ayer se celebró el 75° aniversario de la  Nimala Maria Balika Maha Viduhala (Convento de María Inmaculada). Educar a las niñas para que se conviertan en “mujeres instruidas, buenas madres y ciudadanas responsables”. “Fuisteis creadas por Dios para una vocación. Cada una de vosotras es importante. Usen vuestros talentos para crear una buena sociedad”.


Colombo (AsiaNews)- “A ser santas se aprende en la escuela”. Es la invitación dirigida por el Card. Malcolm Ranjith, arzobispo de Colombo, a las alumnas de la Nimala Maria Balika Maha Viduhala (Convento de María Inmaculada). El purpurado intervino en la fiesta por el 75° aniversario de la escuela católica femenina, situada en Tudella, en la ciudad de Ja-ela. A los docentes dijo: “Gracias por vuestro gran servicio y por la ayuda que dais a estas niñas en el convertirse en santas”.

El Jubileo se celebraba ayer, mientras las celebraciones se desarrollaron el día precedente. Participaron además de las estudiantes, también las ex-alumnas y ex-profesores. La escuela nació en 1943 por iniciativa de las hermanas de la Holy Family Association, y hasta hoy es dirigida por las mismas religiosas. Al inicio el instituto era una simple cabaña con el techo de paja entrelazada y tenía 43 alumnos; hoy las jóvenes que reciben aquí una educación, son 2490, ayudadas por 90 docentes.

A AsiaNews, sor Jesmin Fernando, superiora provincial de la asociación, refiere: “Gracias a la guía y a la dirigencia de las co-hermanas, logramos crear un proyecto de masa que intenta dar a la sociedad mujeres instruidas, buenas madres y ciudadanas responsables”. “El desafío de hoy-agrega-no se refiere sólo a los resultados académicos, sino en dar una respuesta diferente a la sociedad, donde los valores son desatendidos”. La exdirectora V.M.F. Fernando, de 89 años, una de las únicas dos laicas que se sucedieron en la guía de la escuela (las otras 14 son religiosas). Recuerda: “Hemos comenzado en una cabaña. Todo lo que logramos alcanzar, lo debemos al esfuerzo de las religiosas que ponían en práctica su misión con una visión clara”.

De la Nimala Maria Balika Maha Viduhala, salieron 16 religiosas para la Holy Family, una consagrada laica, 13 religiosas de otras congregaciones, además de muchas estudiosas, investigadoras, mujeres que ocupan roles de primer plano en la sociedad, como médicas, ingenieras, informáticas, manager, abogadas de la Corte suprema

A todas ellas, el Card. Ranjith les dejó un mensaje: “Cada persona es única. No hay otra igual. Esta diferencia es la belleza. Cada una es una persona bendita, creada por nuestro Dios para una vocación, una vocación grande y bendecida. La Sagrada Biblia describe a esta vocación como amor y cuidado por cada persona y viviendo según la voluntad de Dios, que nos hace felices y capaces de darle gloria. Es nuestra responsabilidad que la Biblia nos enseña”. Dirigiéndose a las jóvenes, concluyó: “Queridas niñas, cada una de vosotras es muy importante, de gran valor y recibieron como don de parte de Dios muchos talentos. Deben identificar los talentos que están dentro de vosotras, desarrollarlos y usarlos para crear una buena sociedad y hacer feliz a nuestro Dios”.

 

SRI_LANKA_-_0511_-_Card._Ranjith_1_(600_x_318).jpg SRI_LANKA_-_0511_-_Card._Ranjith_1_(600_x_318).jpg SRI_LANKA_-_0511_-_Card._Ranjith_1_(600_x_318).jpg SRI_LANKA_-_0511_-_Card._Ranjith_1_(600_x_318).jpg