En Xinjiang, cinco cristianos protestantes son condenados hasta a cinco años de prisión

Formaban parte de un grupo de 40 cristianos que se reunían a estudiar la Biblia. Los arrestos fueron durante un encuentro “convocado a fin de quebrar el orden social”. En dos oportunidades, los procuradores aplazaron el caso para llevar a cabo ulteriores investigaciones, antes de incriminarlos. Todos ellos se declararon no culpables y apelarán la sentencia. 


 Beijing (AsiaNews/CHRD) – El 18 de abril pasado, un tribunal de Xinjiang condenó a cinco cristianos a penas que van de tres a cinco años de reclusión, por haberse “reunido multitudinariamente a fin de quebrar el orden social”. La decisión del tribunal del pueblo de la ciudad de Chongji llega a posteriori de un proceso que se desarrolló el 27 de octubre de 2016. Las cinco personas, todas ellas de etnia han, se declararon no culpables y manifestaron su intención de apelar la sentencia. Quienes han recibido condenas son:

- Yang Zhaocun (杨兆存), pastora oriunda de Jinchang, en Gansu, de 38 años de edad. Condenada a cinco años de reclusión.

- Wang Lulu (王璐璐), pastor oriundo de Yan’an, en Shaanxi de 28 años de edad. Condenado a cinco años de reclusión.

- Cheng Yajie (程亚杰), de 26 años, condenada a cuatro años de reclusión. Cheng proviene del condado de Manas, en la prefectura autónoma de Chongji, Xinjiang.

- Liu Yan (刘燕), de 40 años de edad, directiva en el campo de la salud, oriunda de la ciudad de Chongji. Condenada a tres años de reclusión.

- Ms. Zheng Lan (郑兰), 68 años de edad, condenada a tres años de reclusión. Zheng proviene de Xuchang City, en la provincia de Henan.

Los cinco formaban parte de un grupo de 40 cristianos provenientes de Xinjiang y de las provincias vecinas. Se habían reunido en Changji el 5 de marzo de 2016 para iniciar un grupo de estudio bíblico, cuando un gran número de agentes de policía armados interrumpió las actividades. La policía arrestó a Yang, Wang, Cheng y Zheng durante la reunión, en principio con la acusación de estar desarrollando una “asamblea ilegal”. Al día siguiente, la acusación fue cambiada a “asamblea con miras a quebrar el orden social”. Una semana después, la policía arrestó a  Liu Yan, que había colaborado para transportar a las personas que participaban de la reunión. La policía arrestó formalmente a los cinco el 11 de abril de 2016. Se informó que en dos oportunidades los procuradores aplazaron el tratamiento del caso para efectuar ulteriores investigaciones, antes de incriminarlos.

CHINA_(S)_-_0426_5_Christians_in_Xinjiang_Imprisoned_for_Attending_Religious_Gathering.jpg